Login

El color del mar

Pubblicato da
Oddblip
il 08 novembre 2013
La magia de Joaquín Sorolla

La exposicion Sorolla, el color del mar presenta una retrospectiva de algunos de los cuadros más interesantes en los que el peintor valenciano Joaquín Sorolla desarrolló su temática favorita: el mar.

Nacido en Valencia, Joaquín Sorolla tuvo el mar delante de sus ojos desde que nació y aunque residió en ciudades como Madrid o París, cada vez que podía volvía a su tierra natal para pintar sus playas y acantilados, así como las playas del norte de España donde solía veranear con su familia. Sorolla que tuvo gran fama en vida, vuelve a ser reconocido y querido después de unos años en los que parecía que solo contaba la vanguardia.

La exposición es un recorrido centrado en diferentes perspectivas desde las que Sorolla contemplaba el mar e incluye obras conocidas como El Balandrito o Nadadores, Jávea. Como decía Sorolla “pinto con mis ojos” y así se refleja en cada uno de sus lienzos. Sorolla prefería pintar al aire libre, llevando toda la parafernalia necesaria para poder trabajar en la misma orilla del mar: caballete, materiales, toldos, etc. De manera que así podía captar in situ detalles como la filtración de la luz a través del agua, las transparencias, la textura de la espuma o los reflejos del sol en las láminas de agua que forman las olas al retraerse. Pero sobre todo, como indica el nombre de la exposición, los infinitos colores que adquiere el mar dependiendo del lugar donde se encuentre, el punto de vista o la hora del día.

Sorolla supo captar como pocos el ambiente de las playas de España. En Levante, bajo un sol brillante, aguas verdosas y arena dorada, retrata a los hijos de los pescadores desnudos entretenidos en sus juegos a orillas del mar, a las mujeres de los trabajadores esperando con sus bebés en brazos a sus familiares o que llegara la pesca para llevarla al mercado y a las jóvenes vistiendo sus batas de algodón tras el baño.

En el Norte, en cambio, un ambiente muy distinto. El agua se torna grisácea como vemos en las obras dedicadas a La Concha de San Sebastián, el cielo se muestra  inestable, la luz es más pálida y la playa, ya no es tan sólo un lugar de trabajo sino un espacio de ocio, donde, gracias a las temperaturas más frescas, los burgueses podían ir ataviados con elegantes atuendos y amplias sombrillas para protegerse del sol.

La muestra, que se realiza con motivo del 150 aniversario del nacimiento del pintor, está compuesta por 60 obras procedentes del Museo Sorolla, y estará abierta hasta el mes de febrero en Tenerife para después comenzar una itinerancia que la llevará a Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Zaragoza y Palma de Mallorca hasta finales de 2014.

 

Fuentes Web

thelemonpear, eldia.es

 

Argomenti

  • Pittura
  • Fotografia
  • Fashion & Style
  • Corsi e Concorsi
  • Video, Cinema e Musica
  • Illustrazione
  • Libri d'Arte
  • Tecnica
  • Mostre
  • Design

commenti

politica editoriale note legali FAQ chi siamo pubblicizzati servizi

Copyright © 2013 EQUILIBRIARTE All Rights Reserved